Crónicas del Sr. Eyo.:Crónicas del Sr. Eyo.:
 Quo_aquo Quo_aquo
viernes 27 de mayo de 2016, 14:08:11

Tipo de Entrada: RELATO | 3745 visitas

Decía repetidamente la mamá de Eyo, que estaba segura que los problemas de la vida se resolvían de una manera u otra, se buscara o no la solución activamente. No quiere decir esto que nunca hiciera nada para solucionar sus problemas, pero si el problema era “chunguillo”, ella echaba mano de su frase favorita y seguía adelante con su vida sin preocuparse por la solución: “pasamos página, olvidamos el pasado mirando al frente y buena cara al futuro”, y dicho esto sonreía con tez feliz (al estilo icono feliz de WhatsApp, ese que saca lengua)… y seguía viviendo.

HECHOS:

Centa la leyenda que Eyo ya desde que nació quería ser escalador... Que ya en su llanto de nacimiento se oía balbucear repetidamente que quería ir a Montserrat…

Malas lenguas explican que el médico pediatra del parto, no le abofeteó pá hacerle llorar, sino que le abofeteó pa hacerlo callar!! (Ya lo sabemos, entrar en esta vida, a veces resulta duro… Namás llegar ya te están dando), Pero si además eres escalador y naces pesado fanático pidiendo siempre pa poder ir a escalar, ya no solo te dan de ostias sino que además los malignos enchufan una crisi en tu país, y te pillan de un crédito perpetuo pa tu furgo (esa que que traga más gasoil que tu bebes cerveza) y te aparecen sobrinos a corrido a los que apadrinar y llevar al furbó cada sábado soleado de mañana… Y el domingo siguiente aunque este nublao!

Aún así, el Sr Eyo no se amedrentó... lloró y lloró... y aún sigue llorando con esa ambición.

Lo dicho, que Eyo desde su infancia ya quería ser escalador. En sexto de EGB evolucionó. Y en sexto de EGB seguia queriendo ser escalador pero como que ya apuntaba a adulto maduro, para su futuro quería también una leona en la cama, una hormiguita de compañera de trabajo, un Jaguar en la puerta, visión de águila pa ser más avispado y un visón en el armario. Y puedo decir que me consta ha conseguido todo, aunque de forma un poco desordenada… Y puedo asegurar que el orden si afecta al producto.

En fin, a lo esencial: Que lo cierto es que el Sr. Eyo había nacido con tanto talento para escalar como un pez de agua tropical. Sin embargo, eso no le hizo renunciar a su firme deseo. Soñaba con ir a las mejores paredes de Yosemite, abrir vías imposibles y escalar las vías más imaginables e inimaginables de los mejores escaladores del mundo, y ganarse incluso la vida como guía de escalada honorable.

El problema digo, era que por mucho que intentara superar su grado, él siempre se quedaba en ese timorato grado miedoso que te hace actuar: Vamos! Actuar al modo “me agarro a la cinta que me caigo”!... Acto, costumbre y talento que ese si él desarrolló durante su infancia al mismo tiempo y a la par que yo también desarrollé el desastroso talento pa ser reconocido como patético jugador de portero de balonmano.

Pero eso siguió sin desanimarle. Y lo cierto es que ganó sus primeras pesetas vendiendo latas de Cerveza en el parquin de Montserrat (aparcando y ayudando a ordenar coches en ese parquin), y de ese modo, en ese constante e íntimo contacto con el mundo de las paredes y la  escalada, logró como mínimo aprenderse todos los nombres de las agujas de Montserrat, saber dónde está el Norte y el Sur y… y…y… (bueno sin “ys”); Y no mucho más…  

Se compró las mallas más horrorosas que un escalador jamás hubiera comprado, y un Mosquetón de Seguridad de más de 400 gr. Efectivamente, en ese momento ya se denotaba que tenía para la escalada el mismo talento que yo para portero de Balonmano.

Y así, tal que cómo quien suscribe tras encajar más de 39 goles en un solo partido puedo decir que entendió y dejó lo del balonmano: El Sr. Eyo no!

Con los amigos hechos, el Sr. Eyo insistió y insistió y logró encadenar alguna que otra vía de segundo y aprendió que un escalador no es el que nace, sino el que lo es de corazón y lucha por lograrlo. Así, que ahora, cuando le muestro nuevas reseñas, nuevos sectores... le propongo nuevas vías asequibles… Él, fiel a sus enseñanzas, invoca el viejo consejo de su cultivada mama, me agarra del brazo, me quita el libro de reseñas de las manos, y furibundo al grito de “pasamos página, olvidamos el pasado mirando al frente” pasa página tras página del libro de reseñas hasta encontrar la página atractiva para él; Y decide.

En fin, lo sospechado: Resumen de la jornada:

Lugar escogido: Zona difícil dels Esqueix de Bagís.

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

9 vías intentadas… … Ninguna encadenada!

 

¿Alguien me ficha de portero?




Añadir nuevo comentario
Usuario de Madteam.net No usuario




Vista Previa



 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook