Crónicas del Sr. Eyo.:Crónicas del Sr. Eyo.:
 Quo_aquo Quo_aquo
Estas en » Crónicas del Sr. Eyo.: » Inicio
AVISO PREVIO: Vivir sin escalar es peligroso porque te obliga a conformarte con solo vivir!

QUE HAY AQUI?: Nada. Aqui solo leeras las Crónicas, aventuras y desventuras de nuestro amigo el Sr. Eyo (interépido... calza-botas autodenominado escalador) contadas y recordadas por Quo!

Publicadas y narradas sin condiciones. Lo hago y lo hice porque quise hacerlo.
Por ello, sí lo lees, TE ANIMO A HACER LO QUE QUIERAS con lo que aquí encuentres.

Todo lo que yo digo aqui, PUEDE SER UTILIZADO EN MI CONTRA!
martes 31 de mayo de 2016, 15:40:24
Crónica 1004 del Sr. Eyo.: El Norte
Tipo de Entrada: RELATO

Estaba nublado. El camino a duras penas descubría su trazo. El atardecer amenazaba ya con sus sombras de noche…
 
El Sr. Eyo guiaba delante.
 
Los demás seguíamos en fila y silencio… 
 
HECHOS:
 
Perdió el norte... -decían todos.
Al dar la vuelta, apreció la tenue luz del refugio. 
 
-Descentrados... -pensaba él.
 


añadir nuevo comentario


viernes 27 de mayo de 2016, 16:08:11
Crónica 622 del Sr. Eyo.: Llánto de recien nacido.
Tipo de Entrada: RELATO

Decía repetidamente la mamá de Eyo, que estaba segura que los problemas de la vida se resolvían de una manera u otra, se buscara o no la solución activamente. No quiere decir esto que nunca hiciera nada para solucionar sus problemas, pero si el problema era “chunguillo”, ella echaba mano de su frase favorita y seguía adelante con su vida sin preocuparse por la solución: “pasamos página, olvidamos el pasado mirando al frente y buena cara al futuro”, y dicho esto sonreía con tez feliz (al estilo icono feliz de WhatsApp, ese que saca lengua)… y seguía viviendo.

HECHOS:

Centa la leyenda que Eyo ya desde que nació quería ser escalador... Que ya en su llanto de nacimiento se oía balbucear repetidamente que quería ir a Montserrat…

Malas lenguas explican que el médico pediatra del parto, no le abofeteó pá hacerle llorar, sino que le abofeteó pa hacerlo callar!! (Ya lo sabemos, entrar en esta vida, a veces resulta duro… Namás llegar ya te están dando), Pero si además eres escalador y naces pesado fanático pidiendo siempre pa poder ir a escalar, ya no solo te dan de ostias sino que además los malignos enchufan una crisi en tu país, y te pillan de un crédito perpetuo pa tu furgo (esa que que traga más gasoil que tu bebes cerveza) y te aparecen sobrinos a corrido a los que apadrinar y llevar al furbó cada sábado soleado de mañana… Y el domingo siguiente aunque este nublao!

Aún así, el Sr Eyo no se amedrentó... lloró y lloró... y aún sigue llorando con esa ambición.

Lo dicho, que Eyo desde su infancia ya quería ser escalador. En sexto de EGB evolucionó. Y en sexto de EGB seguia queriendo ser escalador pero como que ya apuntaba a adulto maduro, para su futuro quería también una leona en la cama, una hormiguita de compañera de trabajo, un Jaguar en la puerta, visión de águila pa ser más avispado y un visón en el armario. Y puedo decir que me consta ha conseguido todo, aunque de forma un poco desordenada… Y puedo asegurar que el orden si afecta al producto.

En fin, a lo esencial: Que lo cierto es que el Sr. Eyo había nacido con tanto talento para escalar como un pez de agua tropical. Sin embargo, eso no le hizo renunciar a su firme deseo. Soñaba con ir a las mejores paredes de Yosemite, abrir vías imposibles y escalar las vías más imaginables e inimaginables de los mejores escaladores del mundo, y ganarse incluso la vida como guía de escalada honorable.

El problema digo, era que por mucho que intentara superar su grado, él siempre se quedaba en ese timorato grado miedoso que te hace actuar: Vamos! Actuar al modo “me agarro a la cinta que me caigo”!... Acto, costumbre y talento que ese si él desarrolló durante su infancia al mismo tiempo y a la par que yo también desarrollé el desastroso talento pa ser reconocido como patético jugador de portero de balonmano.

Pero eso siguió sin desanimarle. Y lo cierto es que ganó sus primeras pesetas vendiendo latas de Cerveza en el parquin de Montserrat (aparcando y ayudando a ordenar coches en ese parquin), y de ese modo, en ese constante e íntimo contacto con el mundo de las paredes y la  escalada, logró como mínimo aprenderse todos los nombres de las agujas de Montserrat, saber dónde está el Norte y el Sur y… y…y… (bueno sin “ys”); Y no mucho más…  

Se compró las mallas más horrorosas que un escalador jamás hubiera comprado, y un Mosquetón de Seguridad de más de 400 gr. Efectivamente, en ese momento ya se denotaba que tenía para la escalada el mismo talento que yo para portero de Balonmano.

Y así, tal que cómo quien suscribe tras encajar más de 39 goles en un solo partido puedo decir que entendió y dejó lo del balonmano: El Sr. Eyo no!

Con los amigos hechos, el Sr. Eyo insistió y insistió y logró encadenar alguna que otra vía de segundo y aprendió que un escalador no es el que nace, sino el que lo es de corazón y lucha por lograrlo. Así, que ahora, cuando le muestro nuevas reseñas, nuevos sectores... le propongo nuevas vías asequibles… Él, fiel a sus enseñanzas, invoca el viejo consejo de su cultivada mama, me agarra del brazo, me quita el libro de reseñas de las manos, y furibundo al grito de “pasamos página, olvidamos el pasado mirando al frente” pasa página tras página del libro de reseñas hasta encontrar la página atractiva para él; Y decide.

En fin, lo sospechado: Resumen de la jornada:

Lugar escogido: Zona difícil dels Esqueix de Bagís.

https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

9 vías intentadas… … Ninguna encadenada!

 

¿Alguien me ficha de portero?


añadir nuevo comentario


miércoles 16 de abril de 2014, 12:53:51
Crónica 100o del Sr. Eyo.: Brindis con cava.
Tipo de Entrada: RELATO | 3 Comentarios

Como algunos sabéis, esta es la anécdota MIL del Sr. Eyo en el mundo de sus escaladas. Son ya muchas experiencias que hemos compartido los amigos de Eyo. Por ello hago un brindis especial.

 

HECHOS: A Brindar con cava!

Hace ya algunos muchos 20 años, cuando la ahora conocida Ferrata Teresina situada en la cara N de la montaña de Montserrat, era aun un recorrido ignoto, y los escaladores o ferrateros aun se perdían para llegar a su pie de vía, mi amigo el Sr. Eyo se comprometió a ayudar a sus equipadores a marcar el ahora archiseguido camino de aproximación que va desde el Refugio de Santa Cecília hasta su inicio, con el típico espray de pintura azul.

La idea era pintar las marcas (aún hoy existentes y útiles) durante un fin de semana junto a nuestra compañía y colaboración, pero el Sy. Eyo, que es un modelo humano de impaciencia, decidió por su cuenta y libre albedrio, empezar ya él solo el viernes y así ir avanzando a fin de tener más tiempo durante el fin de semana para poder escalar, claro.  

La idea de marcar el recorrido con unos botes de pintura (Spray Montana “new”) fue brillante. Lo malo, es que por aquel tiempo del 93, los inicios de ese invento de Spray de graffiti, aún no conocíamos muy bien su buen uso… Así pues, pasó que el Sr. Eyo, al llegar a pie de vía, se percató que precisamente el tapón se había perdido… u olvidado!

Cual fue su gran idea que antes de aceptar quedarse sin hacer el trabajo, ideó la ocurrente mala opción de perforar igualmente el bote sí, o sí. Porqué como sabemos, todo gran escalador, en el fondo de la mochila tiene una navaja suiza (navaja que sirve para todo) y la busca, pero nunca, nunca se le ocurrirá buscar en ella el tapón de un Spray por si se ha caído. Aunque esté tapón pueda estar en el fondo y lo encuentre al cabo de un tiempo.

En fin, entiendo que no hace falta que describa mucho la surrealista situación. Pero para los amantes de la onomatopeya solo diré: (Apuntad con una navaja la parte superior del Spray y dad, con la palma de la mano, un pequeño contundente golpecito: )

¡Clack!

PFFFFFffzzfzzzzzzz

Pffffzzzzzz

Mierda!!

OSTIAAAAAA!!

Aaaaahhh!!

 

En fin, si eres hábil aun hoy podrás ver una evidente mancha o marca especial muy cerca de pie de via de deteriorado azul. Lo que no es tan evidente hoy, es la cara Pitufo Azul que se le puso al Sr. Eyo.

… Así pues, Al poco rato, con ojos lagrimosos azulados, y cara de Pitufo gruñon, el Sr. Eyo me desandó todo el camino medio ciego hasta casi llegar el refugio de Santa Cecilia…

Pero por si eso fuera poco, al llegar, para cruzar la carretera, como era de esperar, un Don típico Autobús Escolar, ese que siempre llega en el momento inoportuno con medio EGB de Barcelona, hizo su aparición. Con la mala suerte (si cabe aún más mala suerte) que en ese justo momento, el Sr. Eyo me tropieza con una raíz de alado del parquin. Espatarrándose y exhibiendo su… faceta de ¡Pitufo azul humorista! Ante todo el personal.

En fin… Hoy iba a destapar una botella de cava… para celebrar… Pero ahora recuerdo que el Sr. Eyo… Des de hace unos años que… Me tiene pánico al….

¡PUM! Pzffggzzzzzzzzz

Juasss!!

 

 

 

 

Per cert: !Bon Sant Jordi!


añadir nuevo comentario


jueves 20 de febrero de 2014, 16:36:51
Crónica 772 del Sr. Eyo.: Etica
Tipo de Entrada: RELATO

 

Dos escaladores borrachos discutían violentamente anoche en el refugio de Santa Cecilia de Montserrat.

 

HECHOS: ética

Como hacía calor y a mi amigo el Sr. Eyo le estaba costando dormir decidió asomarse para ver que pasaba. Se vistió rápidamente y salió al comedor común donde aquellos dos estaban dale que-te dale...

¡Realmente estaban muy enfadados!

En cuanto le vieron aparecer, uno de ellos empezó a inquirirle, casi violentamente, para que le diera la razón sobre la ética del modo a escalar esa determinada vía y el concepto puro en qué debía escalarse...

El Sr. Eyo les dijo que ni idea. Que miraran lo que reseñaba el aperturador en su piada-reseña... Sacó mi libro de reseñas de la mochila y se lo prestó para que leyeran y conciliaran....

Luego, ambos salieron afuera con el libro leyendo. Al poco rato, intuí por el ruido de motor de un coche y el destello de unas luces por la ventana... que se iban del refugio en coche.


Al volver a la cama le pregunté:

-¡Bendito silencio! ¿Por qué peleaban esos dos?

-Creo que por culpa de tu libro de reseñas Quo... En cuanto lo han tenido, se lo han quedado, y se han calmado.

 

Oiuxxx!!!

 

            


añadir nuevo comentario


jueves 20 de febrero de 2014, 16:18:12
Crónica 771 del Sr. Eyo.: Fortuna
Tipo de Entrada: RELATO

El amigo Sr. Eyo, llevaba desde hacia años una antigua magnesiera agujereada la cual descosida desfilaba ya por todos los lados.

Por lo demás, era un tipo elegante, con presencia y siempre prudente con buen material... Por lo que ese detalle no acababa de encajar con su forma de ser.

 

HECHOS: fortuna.

Un día le pregunté porqué carajos no cambiaba ya su magnesiera, y me dijo:

-Es un yuyu amigo Quo. Fue mi primera magnesiera y siempre me da suerte escalando!

-Pero como carajos me tienes tu Eyo esa falsa superstición... Si tu Eyo siempre me vives con humor, feliz y sin ninguna clase problema en esta vida...

-Ves... !Funciona!

 

Oiuxxx!

  


añadir nuevo comentario



Archivo de entradas »

 

 
MadTeam.net | Suscribirte a este blog | Creative Commons License Blog bajo licencia de Creative Commons. | compartir este enlace en Facebook